Implementando tecnicas de estudio con un cafe

Dónde Estudiar: Técnicas de estudio

Tener una metodología personal es primordial, ya sea que necesites mejorar tus métodos de estudio para tu último año escolar, para el ICFES o para iniciar con pie derecho tu transición a la educación superior. Muchas veces las fallas académicas se deben a que las técnicas de estudio no son las adecuadas, por eso te traemos un listado con las más populares y más efectivas para que puedas elegir la que se adapte a ti.  Implementa estas técnicas de estudio y elige la que más te ayude.

  • Lectura:

La lectura es sin duda la práctica más común para todo estudiante, con esta logras entrar en contacto con un tema. 

Existen diferentes metodologías que te permiten fortalecer la comprensión lectora al momento de estudiar, la más popular es El Método Robinson o SQ3R, por las iniciales en inglés de sus 5 sencillo pasos que te ayudan a asimilar de manera más rápida y clara los contenidos, facilitando la retención de información y aumentando tu rendimiento durante el estudio. Estos son sus pasos:

1- Examinar (Survey):

Encuentra el sentido general del texto en una lectura superficial, reconoce las ideas que plantea a grandes rasgos y genera un contexto de lo que vas a estudiar. 

Pro tip: este paso debería ser corto, no más de 10 minutos, si el texto es muy pesado te recomendamos basar esta lectura en indice, titulos y subtitulos.

2-  Preguntar (Question):

Después de realizar el paso anterior, puedes escribir las dudas que tienes con respecto al tema ¿qué preguntas crees que este texto quiere responder?

3- Leer (Read): 

Ahora lee activamente, lee todo, haz apuntes, figuras, dibujos, absorbe todo el conocimiento que el texto te presenta, con los pasos anteriores debería ser más fácil recibir la información y responder preguntas nuevas. 

4- Repetir (Repite): Aparta el libro o los apuntes leídos y elabora con tus propias palabras los conceptos o ideas principales que recuerdes.

Pro tip: Trata de realizar este paso en voz alta, como si estuvieras haciendo una exposición para ti mismo.

5- Repasar (Review): Vuelve al texto, vuelve a los conceptos que no pudiste repetir y a lo que no quedó claro. 

  • Subrayado:

Seguro ya has implementado esta técnica en tus apuntes o textos de estudio, pero es muy común que el objetivo se pierda si no se hace correctamente. 

Lee: No sé qué estudiar

Jerarquiza lo que subrayas, puedes crear convenciones por colores: dale un color a las ideas principales, otro a los términos desconocidos, otro a títulos y subtítulos, en fin las posibilidades son infinitas. Recuerda, subrayar mucho hace que se pierda la idea, pues un texto “todo amarillo” es lo mismo que un texto sin subrayar, el objetivo es poder volver al texto y no tener que leerlo todo para reconocer lo importante. 

Esta técnica no solo te facilita la comprensión de ideas sino que también te obliga a desarrollar la capacidad de análisis y a plantearte qué es lo principal y qué es lo secundario.

  • Resumen: 

Crear tus propios apuntes o resumir lo estudiado hace que las ideas sean procesadas de nuevo por tu cerebro, incrementando la capacidad de retenerlos y entenderlos. 

Crea resúmenes para ti, utiliza colores, dibuja o haz garabatos, en fin, recrear en tus propias palabras los conceptos que vas aprendiendo, te va a ayudar a entenderlos en lugar de solo memorizarlos, por tanto será más fácil que puedas volver a ese conocimiento.

Pro Tip: puedes usar herramientas de apuntes y resúmenes como Quickoffice, Penultimate, Squid, Simplenote y Moleskine Journal.

  • Esquemas o mapas mentales: 

Es una de las técnicas de estudio más utilizadas, un mapa mental resume y organiza tus ideas, dándote una nueva mirada de un tema complejo. 

Los mapas mentales te permiten relacionar conceptos y jerarquizarlos, y si se hace bien, puede ser la diferencia entre aprender de memoria y entender los conceptos. 

Puedes hacerlo desde cero con papel y lápiz o apoyarte en herramientas digitales como Mindmanager, XMind, Goconqr, entre otros.

Ver: Qué ingeniería estudiar

  • Fichas de estudio:

Las fichas de estudio son un método de aprendizaje que te permite asociar datos concretos como fechas, números o vocabulario, te puede ayudar en el uso de números o para aprender un idioma. Es cómo un juego de memoria, puedes hacerlas en físico o en aplicaciones en línea para celular o PC como Cram y Quizlet por mencionar algunas.

  • Reglas Mnemotécnicas:

Si eres de los que se aprende las canciones y los diálogos con más facilidad que los conceptos, esta es la técnica para ti, es ideal para memorizar listas e ideas que se asocian entre si o con cosas que resultan familiares, sobretodo en áreas donde la memorización es muy importante como la anatomía, medicina o las leyes. Aquí algunos ejemplos de reglas mnemotécnicas:

  • Acrósticos: es jugar con las iniciales y dejar que tu cerebro haga el resto, por ejemplo, si son los planetas: Mercurio, Venus, Tierra, Marte (…) para memorizarlos  puedes hacer lo siguiente: “Mi Vieja Tía María Jamás Supo Usar Número Primos”.
  • Musicalizar nombres: la memoria se activa por medio de la repetición y si le agregas algo de ritmo será más pegajoso y difícil de olvidar. Esto es muy útil, ya que activamos nuestro hemisferio cerebral derecho al tiempo que el se activa el izquierdo, multiplicando nuestra capacidad de retención. Uno de los ejemplos más famosos es, probablemente, el abc en inglés (seguro ya lo estás cantando en tu cabeza). 
  • Visual: puedes también elegir un trigger visual para activar tu memoria, como el viejo hilo rojo atado al dedo o recordar cuántos días tiene un mes en tus nudillos.
  • Simulacros:

¿Estás preparándote para un examen o una exposición? Probablemente lo mejor sea practicarlo tan cerca a la realidad como sea posible, pídele a un amigo que te haga una evaluación de conceptos de tu libreta de apuntes o recita la exposición frente a tu gato, además de ayudarte a evaluar tu conocimiento del tema te ayudará a que los nervios no te ganen. 

Sea cual sea el método o métodos que mejor se ajusten a ti y a tus objetivos, recuerda priorizar el entender por encima del memorizar para que la seguridad siempre juegue a tu favor.  Utiliza estás técnicas de estudio y cuéntanos cómo te va con ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *